Viña del Mar: una ruta perfecta para correr junto al mar - FRMujer

Viña del Mar: una ruta perfecta para correr junto al mar

Por Gabriela Carrillo

Cada primer domingo de octubre, desde el año 2008, cientos de corredores se dan cita en el Maratón Internacional de Viña del Mar, en Chile, para correr junto a maravillosos paisajes frente al mar.  La ciudad destaca por sus playas y amplia oferta gastronómica. Asimismo, brinda una temperatura ideal para correr, que oscila entre los 8 y 17 grados.

La misma organización indica que este evento “brinda un escenario propicio y la oportunidad para todos los corredores que deseen registrar una de sus mejores marcas personales, experimentar una jornada deportiva inolvidable y compartir una visión infinita del Océano Pacífico…”. Y es que además desde su edición 2015 los circuitos de 21 y 42 km se encuentran certificados por la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo).

Correr no es sólo correr

En esta ocasión, más allá de los tiempos y las certificaciones, el propósito fue empaparnos del espíritu de disfrute cuando se corre y por eso le seguimos el rastro a Paula Navarro, aficionada al running, quien compartió con Factor Running Mujer su experiencia por esta aventura runner. Esta era su tercera maratón, y Viña le pareció un destino ideal para su desafío.

Paula nos cuenta que eligió esta carrera porque “en octubre, al ser inicio de primavera; Viña es una ciudad muy bella y llena de luz, además porque la ruta es costera y corrían muchos amigos en distintas distancias”.

Entonces, ¿no corriste sola, verdad? ¿se organizaron en equipo?

Claro, nos fuimos con un grupo de amigos el día anterior a la carrera a Viña, y por la cercanía a Santiago (donde residimos), hizo fácil la organización. Al llegar, descansamos y disfrutamos el día por lo cerros de Valparaíso y por supuesto aprovechamos las bondades culinarias de esta ciudad.

¿El objetivo era competir o disfrutar?
Disfrutar, aunque durante el entrenamiento me propuse bajar de las 4 horas, pues me parecía que podía lograrlo y así fue. Viña del mar es una ciudad muy linda, me encantó la lógica de la carrera.

Viña del Mar: una ruta perfecta para correr junto al mar - FRMujer

¿Y qué tal fue ese recorrido?

Los primeros 21 km estuvieron cargados de energía y colores, acompañados de batucadas, bandas de rock y militares, mucha gente en las calles animando junto al sol y la brisa marina.

¿Cómo enfrentaste la segunda mitad cuando ya las piernas comienzan a flaquear?

Mi segunda mitad comenzó en un escenario muy distinto, silencio, naturaleza, cerros con árboles que mezclaban distintos verdes, el sonido de la olas que irrumpían en la costa, gaviotas y uno que otro aliento de familias que esperaban ver a sus corredores, la segunda mitad fue sin duda un reencuentro conmigo, introspección… disfruté el silencio…

La llegada… ¿Qué tal?

En el momento en que ya necesitaba ver gente, como sorpresa aparecieron mis amigos que me acompañaban dando ánimo y apoyo, fue un momento muy lindo, donde me di cuenta que a pesar de lo mucho que me gusta correr sola, el apoyo y la compañía es fundamental en este desafío. Fue un momento muy lindo, donde me di cuenta que a pesar de lo mucho que me gusta correr sola, el apoyo y la compañía es fundamental en este desafío.

Viña del Mar: una ruta perfecta para correr junto al mar - FRMujer

¿Qué fue lo que más rescatarías de la experiencia del viaje? ¿Alguna anécdota en especial que contar?

Me encanta la idea de correr y disfrutar, comida, amigos, risas y satisfacciones; cuando el correr es un complemento de vivir momentos felices.

¿Por qué hay qué correr en Viña?
Porque Viña es la capital turística de Chile, uno se encuentra con una maravillosa zona costera, aire limpio, una luz brillante cuando hay sol, la temperatura es agradable, y la energía cerca del mar es mucho mas potente.
No sentí cansancio ni aburrimiento porque la ruta me dio momentos muy distintos, disfrute mucho el paisaje y el aire que se respiraba. Es una fiesta del correr …